Los bares sevillanos


En esta ciudad si se conoce profundamente el placer del descanso, la fiesta y la reunión con los amigos. Tal vez es la zona andaluza en la que uno puede hacer una ocupación y hasta un oficio del ocio. En la Alameda de Hércules y las calles aledañas a ella, en el casco viejo podemos encontrar un sinfín de bares, terrazas, cafés y restaurantes donde disfrutar con los amigos.

Pequeños bares con tablaos que ofrecen espectáculos íntimos y auténticos de flamenco. En un espacio que no admite demasiada concurrencia así que habrá que llegar temprano o hacer reservas para poder disfrutar de la variedad de los distintos tipos de flamenco. Músicos, cantaores y bailaores reunidos para llegar al fondo del corazón y el sentimiento de quien tiene el privilegio de ser su espectador. Hay algunos sitios que son muy populares por haber albergado en sus tablaos a muchos artistas al inicio de sus carreras y que ahora son consagrados, eso nos garantiza la calidad de los espectáculos. Uno de estos tablaos famosos, es el de Los Gallos ubicado en la Plaza de Santa Cruz al número 11. Otro sitio que recomendamos es la Casa de la Memoria al-Andalus en la calle Ximénez de Enciso al 28.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Arquitectura de lujo en Sevilla


Una maravillosa mezcla es la de la arquitectura mudéjar y la arquitectura gótica medieval, que tal vez a esto es lo que podemos llamar realmente como sevillano, que tienen que ver no sólo con estas dos corrientes sino con la personalidad y la naturaleza de la ciudad, y de su gente, la sensualidad de su clima.

Los palacios combinan con gracia, como si les fuera algo natural e intrínseco, y no un artífice del hombre, sus estructuras góticas y sus ornatos árabes, los arcos, los patios. Creando una sensación de algo conocido y a la vez exótico, como una ensoñación. Todo esto se ve al recorrer las calles de la hermosa Sevilla, por el Barrio de Santa Cruz, el Porvenir, y cualquier otro barrio antiguo de la ciudad. Pero esto no es un rasgo exclusivo de los castillos esto se extiende a la arquitectura de sus casas, y del resto de sus edificios. Tradición arquitectónica que conoció su esplendor en sus inicios por el s. XV y que siguió su ruta incluso hasta principios del s. XX, donde se reformaba la ciudad conservando esta característica particular sevillana. Una muestra clara es la Casa de las Dueñas. O la de Los Pinelo.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Opciones para visitar Sevilla


Sevilla es lugar de grandes monumentos que quedan impresos en la memoria como si fuera una verdadera fotografía panorámica, que nunca podremos borrar de nuestra cabeza. Algo que puede marcar nuestros recuerdos de las vacaciones inolvidables en está bellísima ciudad andaluza. La magnífica orilla sevillana del río Guadalquivir, el ángulo de las murallas de la desembocadura del Tagarete. El trajín de las playas y de los embarcaderos debajo de la Torre de Oro; la perspectiva de La Giralda y la Catedral con el primer término del Arenal y su puerta; el Puente de barcas que comunicaba a Triana con la Magdalena y la hermosa Merced al fondo. Las espadañas y torres de los conventos en las afueras.

Podemos seguir enumerando los sitios hermosos que hacen de esta ciudad un lugar inigualable. Sólo falta buscar una agencia de viajes de confianza que nos ayude a encontrar el paquete ideal para nuestra visita. También hay que tener presente que en la actualidad por internet hay un gran número de ofertas, y que incluso si se hace la reservación del hotel por medio de la web, es posible encontrar mejores precios. Después lo único que queda es disfrutar de Sevilla y sus rincones.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla y su historia


En el tradicional Parque de María Luisa, lugar imperdible de Sevilla, encontramos la famosa Plaza de América. Esta Plaza que a su vez está dividida en varios Pabellones. Y enmarcada por el verde de los jardines que la rodean. En el Pabellón del renacimiento desde 1946 quedó enmarcado el Museo Arqueológico de Sevilla, este es un lugar que tanto por su riqueza y el interés de su patrimonio, como por la belleza de su instalación, debería de ser un lugar de parada de los sevillanos y visita ineludible de los turistas.

El acervo del museo es obra de algunos pocos mecenas, algunos que podemos nombrar son; Parafán de Ribera, Marqués de Tarífa, Demetrio de los Ríos, entre otros. Las salas están dedicadas, por su orden, desde las antigüedades prehistóricas o históricas anteriores a Roma, primeras muestras de la existencia del hombre en el valle, que dejó su inquietud religiosa en los Dólmenes de Matarrubilla y La Pastora; al arte ibérico destacando los s. III y I antes de Cristo; a las antigüedades romanas de los conventos jurídicos hispalense y astigitano (Sevilla y Écija) a diversas piezas de estatuaria, griega, romana. Podemos encontrar las obras maestras Afrodita, Diana y Mercurio, entre muchos otros tesoros.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla y la moda


Esta ciudad andaluza tan antigua y llena de tradición, donde al recorrer sus calles podemos encontrarnos con grandes edificios medievales, góticos, y de tradición mudéjar. Sus Iglesias, sus museos, sus jardines y monumentos. El flamenco que se escucha en el aire y en el andar de las sevillanas. Pero en esta ciudad no todo es tradición y folclore.

Recorriendo la popular Alameda de Hércules, llegando a la calle de Amor de Dios en el número 41 encontramos uno de los locales de la tienda de ropa para mujeres Lamujerdelcura. Esta tienda que está especializada en ropa de verano es uno de los lugares dónde podremos encontrar espectaculares bikinis y accesorios como bolsas, cinturones, pañuelos y ropa de estilo contemporáneo. Muchas de las prendas que aquí se encuentran son de diseño sevillano, tienen algunas otras que son diseños y marcas internacionales. Pero sin duda alguna es una buena parada para hacer compras. Después podemos seguir el recorrido por la Alameda de Hércules, que es donde se concentran todos los bares y terrazas. Sentarse a tomar una caña unas ricas tapas y disfrutar de la vida de las tardecitas de Sevilla, en donde se reúnen todos los jóvenes de la ciudad, no sólo los turistas.

Vía: Alameda de Hércules, en Sevilla

Sevilla: vinos, comida y artesanías


La bellísima provincia de Sevilla tiene do zonas de gran importancia en la producción de vinos. Una es la de Villanueva del Ariscal, Benacazón, Pilas, exquisitos vinos blancos similares a los vinos del Condado. Y la otra zona es la de Lebrija que hacen vinos también blancos pero con una alta graduación, y son una contribución importante en la elaboración de los famosos vinos de Jerez. Así que lo mejor es consumir el vino de manzanilla, de Sanlúcar de Barrameda, los vinos del Condado de Huelva y los de Jerez, del Puerto de Santa María.

Ya que tenemos elegido lo que vamos a beber, lo mejor es saber con qué delicia gastronómica de la región podemos acompañar. Un buen Gazpacho andaluz, un pescado frito, ideal para la manzanilla. Unas pavías de bacalao, o un sábalo. Tal vez un lomo de cerdo con manteca, o mejor unos albures del Guadalquivir a la brasa o al horno. Después de semejante festín, bien podemos ir de compras por algunas artesanías típicas. Cómo marcharse de Sevilla, sin una Mantilla, o sin una peineta, si el presupuesto y la afición es mayor, entonces tal vez lo conveniente será poder adquirir un traje flamenco, por lo menos un abanico.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

El Barrio Santa Cruz, un lugar para no perderse


Este pequeñísimo barrio tal vez es uno de los más complejos de describir. Si bien es cierto que es pequeño, no es simple ni de hablar de él, y mucho menos de recorrerlo. Si uno se lo conoce de memoria y en paso maratónico tal vez no debería tardar más de 20 minutos en cruzar este barrio. Pero por algo será que hasta los sevillanos se pierden en él. Y no hay nadie que lo recorra en menos de tres o cuatro horas.

Este Barrio rodeado por el Alcázar, las calles de Fabiola, Santa María la Blanca y Mateos Gago, Los jardines de Murillo y de Catalina Ribera. Y en la entrada, por así decirlo está la plaza de santa Marta con unas bancas de piedra, un lugar hermoso para sentarse. Se puede seguir el recorrido por la calle que está entre el Alcázar y el Palacio de la Diputación, para llegar hasta la Plaza de la Alianza, entrando por el tradicional Patio de Banderas. Muy andaluz, con arcos de murallas, y casas de dos plantas con hermosos balcones. Por el Arco de la Judería podemos seguir, entre callecitas estrechas como para una sola persona. Un lugar mágico lleno de historia.

Vía: Barrio Santa Cruz

Sevilla y sus Jardines


Como la mayoría de los jardines españoles, fueron diseñados por los musulmanes, con claros rasgos mudéjares y moriscos. Son muchos los jardines del Alcázar y en ellos podemos quedar asombrados y disfrutar de la belleza que hay en ellos. Uno de ellos es el del Estanque que tiene como marco de fondo la galería de Grutescos del s. XVII. En medio del estanque está la estatua dedicada al dios Mercurio.

Si se recorre la gruta es increíble poder presenciar las vistas panorámicas de los diversos jardines, como el jardín de Troya, el de las Flores. Cada uno tiene su particularidad ya sea en la arquitectura que se puede observar en distintos motivos. Como en el del Jardín Grande que tiene una portada que también data del s. XVI. O como jardín de la Danza o el del Baño de doña María de Padilla (que fue la famosa amante de Pedro I) y tienen unas galerías subterráneas espectaculares, del s. XVI. O el del León y sus naranjos tan aromáticos. Luego está el Pabellón de Carlos V. y muchos otros que no alcanzamos a nombrar, pero que en su belleza antigua, árabe, renacentista, barroca, y hasta moderna vale la pena perderse.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

El Hotel Zenit Sevilla


El río Guadalquivir es uno de los ríos más famosos. Se encuentra siempre mencionado en la literatura como parte del folclor tradicional y popular de la zona. Estando en Sevilla uno de los recorridos obligados es por la orilla del río. En donde se encuentran terrazas, tablaos, restaurantes y hoteles.

Un hotel que está situado en el famoso barrio de Triana o sea junto al Guadalquivir, es el Zenit Sevilla, este hotel conserva en la decoración detalles propios de la zona y como los azulejos típicos en los baños, pero con todas las comodidades y lujos de la modernidad. El restaurante es muy reconocido y ha sido galardonado por su comida de alta calidad andaluza. Y en verano se puede disfrutar de la comida y las bebidas en la terraza. También es muy importante recordar que este hotel es un lugar ideal para estar en la época de la feria de Sevilla, ya que se encuentra en el corazón de la misma, que se celebra en el barrio de Triana.

El hotel se encuentra muy cerca de la plaza de toros La Maestranza y la bella Catedral de la ciudad, se puede hacer el recorrido a pie hasta llegar al centro.

Vía: Zenit Hoteles

La Alameda de Hércules


Sevilla es un lugar lleno de encanto, al igual que los sevillanos. Al pasear por el centro uno se puede encontrar con muchos lugares para tomar un café, o un vino y por supuesto pinchar alguna cosa rica. Pero uno de los paseos obligados donde se mezclan lugares de moda y los tradicionales, pero sin competir, ya que hay gente para todos, es la Alameda de Hércules. Ahí podemos encontrar una serie de establecimientos, cafés y bares, algunos ideales para ser visitados de tarde y otros ya con un ambiente más nocturno.

Así que si la tarde es libre, tal vez debamos comenzarla con los amigos y una buena charla en el Café Sonoro, tomando un rico té, o un cafecito, charlando tranquilamente hasta que llegue la hora de cambiar de bebida y pedirse una cerveza para comenzar la noche.

Más tarde nos podemos ir ya a tomar algo más espirituoso a la Habanilla ya sea dentro del bar, que la decoración es muy linda o en la terraza. Sino nos vamos al Corral de Esquivel, que siempre tienen alguna exposición interesante, en general de artistas locales. Seguramente en algún establecimiento encontraremos música en vivo, flamenco o algo más alterno.

Vía: La Habanilla