Sevilla: vinos, comida y artesanías


La bellísima provincia de Sevilla tiene do zonas de gran importancia en la producción de vinos. Una es la de Villanueva del Ariscal, Benacazón, Pilas, exquisitos vinos blancos similares a los vinos del Condado. Y la otra zona es la de Lebrija que hacen vinos también blancos pero con una alta graduación, y son una contribución importante en la elaboración de los famosos vinos de Jerez. Así que lo mejor es consumir el vino de manzanilla, de Sanlúcar de Barrameda, los vinos del Condado de Huelva y los de Jerez, del Puerto de Santa María.

Ya que tenemos elegido lo que vamos a beber, lo mejor es saber con qué delicia gastronómica de la región podemos acompañar. Un buen Gazpacho andaluz, un pescado frito, ideal para la manzanilla. Unas pavías de bacalao, o un sábalo. Tal vez un lomo de cerdo con manteca, o mejor unos albures del Guadalquivir a la brasa o al horno. Después de semejante festín, bien podemos ir de compras por algunas artesanías típicas. Cómo marcharse de Sevilla, sin una Mantilla, o sin una peineta, si el presupuesto y la afición es mayor, entonces tal vez lo conveniente será poder adquirir un traje flamenco, por lo menos un abanico.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

El Museo de Bellas Artes de Sevilla


El Museo de Bellas Artes en Sevilla es una de las pinacotecas más importantes de España. Y la Iglesia de la Magdalena es un verdadero museo de escultura religiosa de la Escuela Sevillana. Todo un tesoro que se instala en el Convento de La Merced, después de la exclaustración que se hizo de distintos conventos que se expropiaron en 1835. La fachada que se le añadió posteriormente al sobrio convento, es del s. XVIII, y le aporta un aire de gran majestuosidad. Como parte de la restauración del convento se agregaron diversos azulejos multicolores, que provenían de los otros conventos en ruinas.

La colección permanente es muy vasta y maravillosa. Cuenta con obras de Murillo, Zurbarán, Valdés Leal, Pacheco, Herrera el Viejo, Roelas, y muchos artistas más. Solo por dar una muestra nombramos tal vez lo más clásicos. Durante el año, el Museo programa algunas exposiciones que va cambiando. Actualmente se puede apreciar, Cuerpos de Dolor. La Imagen de lo Sagrado en la Escultura Española (1500- 1750) que estará desde mayo hasta septiembre de 2012. Y la exposición permanente, de la colección del Museo. El horario de visita es de martes a sábado de 9:00 a 20:30 y domingos y festivos de 9:00 a 14:30.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla y sus Jardines


Como la mayoría de los jardines españoles, fueron diseñados por los musulmanes, con claros rasgos mudéjares y moriscos. Son muchos los jardines del Alcázar y en ellos podemos quedar asombrados y disfrutar de la belleza que hay en ellos. Uno de ellos es el del Estanque que tiene como marco de fondo la galería de Grutescos del s. XVII. En medio del estanque está la estatua dedicada al dios Mercurio.

Si se recorre la gruta es increíble poder presenciar las vistas panorámicas de los diversos jardines, como el jardín de Troya, el de las Flores. Cada uno tiene su particularidad ya sea en la arquitectura que se puede observar en distintos motivos. Como en el del Jardín Grande que tiene una portada que también data del s. XVI. O como jardín de la Danza o el del Baño de doña María de Padilla (que fue la famosa amante de Pedro I) y tienen unas galerías subterráneas espectaculares, del s. XVI. O el del León y sus naranjos tan aromáticos. Luego está el Pabellón de Carlos V. y muchos otros que no alcanzamos a nombrar, pero que en su belleza antigua, árabe, renacentista, barroca, y hasta moderna vale la pena perderse.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

El Hotel Zenit Sevilla


El río Guadalquivir es uno de los ríos más famosos. Se encuentra siempre mencionado en la literatura como parte del folclor tradicional y popular de la zona. Estando en Sevilla uno de los recorridos obligados es por la orilla del río. En donde se encuentran terrazas, tablaos, restaurantes y hoteles.

Un hotel que está situado en el famoso barrio de Triana o sea junto al Guadalquivir, es el Zenit Sevilla, este hotel conserva en la decoración detalles propios de la zona y como los azulejos típicos en los baños, pero con todas las comodidades y lujos de la modernidad. El restaurante es muy reconocido y ha sido galardonado por su comida de alta calidad andaluza. Y en verano se puede disfrutar de la comida y las bebidas en la terraza. También es muy importante recordar que este hotel es un lugar ideal para estar en la época de la feria de Sevilla, ya que se encuentra en el corazón de la misma, que se celebra en el barrio de Triana.

El hotel se encuentra muy cerca de la plaza de toros La Maestranza y la bella Catedral de la ciudad, se puede hacer el recorrido a pie hasta llegar al centro.

Vía: Zenit Hoteles

La Alameda de Hércules


Sevilla es un lugar lleno de encanto, al igual que los sevillanos. Al pasear por el centro uno se puede encontrar con muchos lugares para tomar un café, o un vino y por supuesto pinchar alguna cosa rica. Pero uno de los paseos obligados donde se mezclan lugares de moda y los tradicionales, pero sin competir, ya que hay gente para todos, es la Alameda de Hércules. Ahí podemos encontrar una serie de establecimientos, cafés y bares, algunos ideales para ser visitados de tarde y otros ya con un ambiente más nocturno.

Así que si la tarde es libre, tal vez debamos comenzarla con los amigos y una buena charla en el Café Sonoro, tomando un rico té, o un cafecito, charlando tranquilamente hasta que llegue la hora de cambiar de bebida y pedirse una cerveza para comenzar la noche.

Más tarde nos podemos ir ya a tomar algo más espirituoso a la Habanilla ya sea dentro del bar, que la decoración es muy linda o en la terraza. Sino nos vamos al Corral de Esquivel, que siempre tienen alguna exposición interesante, en general de artistas locales. Seguramente en algún establecimiento encontraremos música en vivo, flamenco o algo más alterno.

Vía: La Habanilla

Salidas por Sevilla


Como ya es bien sabido por todos, la intensa Sevilla es sólo intensa en sabor, cultura, historia y emoción, luego el resto es con calma y sin demasiado agobio, lo mejor es estar tranquilo y disfrutar de esta increíble ciudad.

Y después de hacer los clásicos recorridos que todo viajero realiza durante el día para aprovechar al máximo la ciudad con sus museos, monumentos, calles, iglesias, y un sinfín de etcéteras. Llega la noche ideal para seguir conociendo la verdadera cara del lugar, saber cómo se van de marcha los sevillanos y no perderles el paso. A parte no podemos dejar de recordar que los andaluces son gente cálida y con mucha amabilidad y hospitalidad. No solo lo hacen para quedar bien con el turista realmente el andaluz y por ende los sevillanos son verdaderamente sociables.

Esta ciudad está llena de bares y terrazas, en realidad no hace falta nombrar una sola, solo con caminar por los barrios tradicionales de la ciudad, Triana, Santa Cruz, o por el Río y claro en el mismo centro; uno podrá ir encontrando una gran oferta de establecimientos donde tomar una caña, unas tapas escuchar cante jondo y seguramente ver algún excelente bailaor, que nos den muestra del sentimiento profundo de Sevilla.

Vía: Turismo en Sevilla

El Hotel Fontecruz Sevilla


Esta Sevilla hermosa, una ciudad ubicada en la región andaluza con una fiesta, tradición y color tan fuerte que es imposible pasar por esta ciudad si formar parte de su baile y música. Si bien es una ciudad llena de historia no todo es antiguo, podemos estar en esta ciudad y fusionar la historia y tradición con la modernidad y el confort.

Para lograrlo nos podemos hospedar en un hotel como el Fontecruz Sevilla, un hermoso hotel, de diseño ubicado en pleno centro histórico de la ciudad, más precisamente en el Barrio de santa Cruz, tiene una increíble terraza con muebles contemporáneos y desde ella de se puede apreciar la mejor vista de La Giralada. Es imposible tener un mejor lugar en donde se una la belleza de la antigüedad de los edificios y la mezcla perfecta del diseño y arte moderno y contemporáneo. Este hotel también es famoso por tener en su decoración una muestra permanente de artistas locales, y estas obras también se encuentran a la venta.

Otro detalle digno de resaltar y sobretodo de disfrutar es la piscina que se encuentra en otra terraza, rodeada de plantas estratégicamente ubicadas haciendo un rincón muy placido dentro de este edificio.

Vía: Hotel Fontecruz Sevilla

Bar Eslava en Sevillanas

Sevilla es una de las ciudades más apasionantes del mundo, aquí se entremezclan los elementos de una larguísima tradición, la ciudad tiene más de 2.000 años de antigüedad, con las tendencias más modernas, su pujanza convierte a la metrópoli permanentemente, modificando su fisonomía.

El corazón de Andalucía, late en cada vereda, en cada calle, en cada plaza y la ciudad misma es una invitación a recorrerla a pie, disfrutando de sus edificios y de la hospitalidad de su gente. Su arquitectura, de muy diversas épocas y en donde está representados casi todos los estilos, son el atractivo principal que mueve a los turistas y viajeros a recorrer Sevilla.

Lo ideal, luego de la caminata admirando la belleza de la ciudad, es sentarse en alguno de los múltiples y hermosos bares de tapas que se encuentran jalonados por toda la urbe. Disfrutar en esos ambientes únicos, como sólo la península Ibérica puede ofrecer, de exquisitas comidas andaluzas y de vinos deliciosos y bebidas diversas, para reponer las fuerzas luego de la caminata turística. Destaca entre los bares el bar Eslava, ubicado en pleno centro de Sevilla, se especializa en tener una variedad de tapas amplísimas, entre las que destacan las costillas a la miel y el pastel de espinacas.

Vía: 11870

Parques de Sevilla

La Alameda de Hércules es uno de los pulmones más importantes de Sevilla, y uno de los parques más antiguos y públicos de la misma ciudad. Esta Alameda data del siglo XVI. Surge al desecar el brazo menor del río Guadalquivir. En 1574 se colocaron en una de las orillas de la Alameda dos columnas de un templo romano. Sobre estas columnas se depositaron dos esculturas de Hércules realizadas por el escultor Diego Pesquera. Un lugar que sin duda alguna vale la pena visitar.

Como un dato curioso podemos decir que a sólo unos metros de este parque, en la calle Conde de Barajas se encuentra la casa de nacimiento del escritor Gustavo Adolfo Bécquer.

Después está el Parque de María Luisa, que sería otro de los pulmones importantes de la ciudad. Estos jardines formaban parte del Palacio de San Telmo. Fueron donados a la ciudad, en 1893 por la infanta María Luisa Fernanda de Borbón. Más adelante el ingeniero Jean Claude Nicolas Forestier, fue el encargado de regenerarlo, dándole un carácter romántico y tomando como claras influencias, la Alhambra, los jardines Generalife y Alcázares de Sevilla. Este parque fue oficialmente inaugurado en 1914 siendo uno de los más hermosos atractivos de la ciudad.

Vía: Alamedadesevilla

Bares en Sevilla

La ciudad de Sevilla, capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía, es una de las más hermosas del mundo, en donde se combinan la tradición y la historia con la modernidad y la pujanza. La ciudad es anterior al Imperio Romano y a lo largo del tiempo, debido a su ubicación geográfica, fue escenario de múltiples y trascendentes sucesos de la historia española.

Su casco antiguo es uno de los mejores conservados en toda Europa. A este casco antiguo hay que añadirle el casco histórico, con edificios posteriores a la Revolución Industrial y el área moderna donde los rascacielos de la arquitectura contemporánea dan su sello al paisaje urbano.

Para el turista o quien se acerca por negocios a esta ciudad, la gastronomía es sin lugar a dudas uno de los grandes atractivos.

Una larga trayectoria en este rubro garantiza la calidad culinaria que se ve reflejada en los múltiples restaurantes y bares que la pueblan. Entre los bares mûs notables donde poder degustar de las famosas tapas, encontramos el Bar Coloniales, ubicado en pleno centro de la ciudad y con especialidad en carnes; el Bar Blanco Cerrillo, famoso por su cerveza y por sus pescados y el Bar El Rinconcillo, el más antiguo de la ciudad con más de 300 años de existencia, donde sobresalen los jamones y el ambiente clásico que lo envuelve.

Vïa: Sevillaguia