El Barrio Santa Cruz, un lugar para no perderse



Este pequeñísimo barrio tal vez es uno de los más complejos de describir. Si bien es cierto que es pequeño, no es simple ni de hablar de él, y mucho menos de recorrerlo. Si uno se lo conoce de memoria y en paso maratónico tal vez no debería tardar más de 20 minutos en cruzar este barrio. Pero por algo será que hasta los sevillanos se pierden en él. Y no hay nadie que lo recorra en menos de tres o cuatro horas.

Este Barrio rodeado por el Alcázar, las calles de Fabiola, Santa María la Blanca y Mateos Gago, Los jardines de Murillo y de Catalina Ribera. Y en la entrada, por así decirlo está la plaza de santa Marta con unas bancas de piedra, un lugar hermoso para sentarse. Se puede seguir el recorrido por la calle que está entre el Alcázar y el Palacio de la Diputación, para llegar hasta la Plaza de la Alianza, entrando por el tradicional Patio de Banderas. Muy andaluz, con arcos de murallas, y casas de dos plantas con hermosos balcones. Por el Arco de la Judería podemos seguir, entre callecitas estrechas como para una sola persona. Un lugar mágico lleno de historia.

Vía: Barrio Santa Cruz


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado