La hermosa Torre del Oro


La Torre del Oro en Sevilla es sin dudas uno de sus monumentos arquitectónicos más importantes y reconocidos, punto de inflexión en el estilo de construcción almohade que se puede percibir en diferentes puntos de la ciudad.

El objetivo de la estructura era controlar el paso de los barcos por la orilla izquierda del río Guadalquivir. Como las muestras más importantes del arte almohada, no destaca por ser ostentoso, sino funcional. Sus bases son los materiales de la antigua muralla de Sevilla y junto al fuerte construido en la otra orilla tendían una cadena para bloquear el paso de los navíos.

Tiene una base de forma dodecagonal con un diámetro de 15,2 metros y una altura de 36,7. El cuerpo superpuesto pertenece a la linterna del ático que fue agregada recién en el siglo XVIII. La construcción original data de mediados del año 1220.

Su nombre remite a la función que tenía en el pasado, ya que los galeones depositaban los lingotes de oro en el depósito de la torre. Otra explicación dice que al estar alicatada con cerámica metalizada, reflejaba los rayos del sol de tal forma que daba un brillo dorado constante.

La entrada es de 2 euros y se trata de un edificio encantador para conocer un poco sobre el estilo arquitectónico de los almohades, tan importantes para la historia española al haberse expandido hasta Badajoz, Sevilla y Córdoba en tiempos de conflicto.

Vía: sevilla5


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado