Las ruinas romanas de Itálica


Sevilla ha sido, desde sus inicios, una zona muy rica en cuanto a comercio e historia. Su ubicación a orillas del río Guadalquivir ha ayudado a que diferentes civilizaciones tomen como referencia la zona donde hoy se establece la ciudad de Sevilla, por eso encontramos ruinas de romanos y cartagineses a lo largo del territorio.

Los romanos, tras fuertes disputas con los cartagineses, se hicieron con la ciudad en el siglo II antes de Cristo y la bautizaron Hispalis. Hasta el año 428, cuando los vándalos la destruyeron, la ciudad fue una verdadera joya romana en territorio español.

La ciudad romana de Itálica nace entonces a partir de un campamento de Escipión el Africano. Está considerada la primera ciudad romana en territorio español y está a 7 kilómetros del centro de la Sevilla actual.

La visita de las ruinas de Itálica es uno de los paseos más importantes de la región ya que la popularidad de las construcciones y rastros romanos han hecho del turismo histórico una clave para el desarrollo sevillano.

En Itálica además nacieron personajes influyentes de la historia: Trajano, su sucesor llamado Adriano, y por las ruinas se desprende que se trataba de una ciudad señorial, elegante y aristocrática.

Vía: Andaluciaeduca


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado