Rincones sevillanos para visitar



Uno de los tantos recintos que debemos visitar en la bella Sevilla es la antigua Iglesia de Santa Ana, también es famosa como la catedral de Triana. Su construcción data de finales del s. XIII por el memorable Alfonso X o como también se le llama, por todas su herencias al arte y la cultura hispánica, Alfonso el Sabio. La construyó a manera de agradecimiento después de curarse de una enfermedad de los ojos. La arquitectura deja ver en sus ladrillos un estilo entre el gótico y el romántico, sin duda alguna una de las emblemáticas de Sevilla.

Los Baños Califales son un verdadero ejemplo de lo que eran este tipo de placeres árabes, ubicados en la ciudad de Córdoba, a muy pocos kilómetros de la maravillosa Sevilla, donde podemos hacer base para partir a las ciudades y puntos turísticos vecinos. Estos baños Califales fueron revelados en 1903. Este antiguo baño árabe, o en su nombre original hamman, seguramente formaba parte del desaparecido alcázar de la dinastía Omeya de Alhakem II. Actualmente se encuentran abiertos al público como museo, después de ser restaurados. El Museo está compuesto por un salón tarifa, el antiguo vestuario y por supuesto los baños almohades. Un atractivo extra, que no podremos dejar de disfrutar es el magnífico jardín andaluz, que lo rodea.

Vía: Portal de turismo en Sevilla


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado