La Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena


En la ciudad de Sevilla está la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena, que está dedicada como su nombre lo dice a la virgen de la Macarena, ubicada en la calle Bécquer en el barrio también de La Macarena. La virgen que da patronato a esta basílica es una de las más veneradas en la región y es la virgen que protege a los toreros. Esta basílica es una de las sedes más importantes para las celebraciones de Semana Santa, cuando entre flores y saetas pasa La Macarena en la procesión de “La Madrugá” del Viernes Santo.

Atrás del Retablo Mayor está la estatua de la Virgen de la Macarena, con vestidos suntuosos, coronada con oro y adornada por una serie de joyas que fueron donadas por Joselito el Gallo que fue un torero muy famoso del siglo pasado. El edificio se construyó entre 1941 y 1949 por el arquitecto Aurelio Gómez Millán y su estructura es de una sola nave que a su vez tiene cuatro capillas. Capilla y Camarín de la Macarena, Capilla y Camarín de la Sentencia, dedicada a Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. La Capilla del Rosario y el Altar de la Hispanidad donde podemos admirar distintas vírgenes de Latinoamérica.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Los bares sevillanos


En esta ciudad si se conoce profundamente el placer del descanso, la fiesta y la reunión con los amigos. Tal vez es la zona andaluza en la que uno puede hacer una ocupación y hasta un oficio del ocio. En la Alameda de Hércules y las calles aledañas a ella, en el casco viejo podemos encontrar un sinfín de bares, terrazas, cafés y restaurantes donde disfrutar con los amigos.

Pequeños bares con tablaos que ofrecen espectáculos íntimos y auténticos de flamenco. En un espacio que no admite demasiada concurrencia así que habrá que llegar temprano o hacer reservas para poder disfrutar de la variedad de los distintos tipos de flamenco. Músicos, cantaores y bailaores reunidos para llegar al fondo del corazón y el sentimiento de quien tiene el privilegio de ser su espectador. Hay algunos sitios que son muy populares por haber albergado en sus tablaos a muchos artistas al inicio de sus carreras y que ahora son consagrados, eso nos garantiza la calidad de los espectáculos. Uno de estos tablaos famosos, es el de Los Gallos ubicado en la Plaza de Santa Cruz al número 11. Otro sitio que recomendamos es la Casa de la Memoria al-Andalus en la calle Ximénez de Enciso al 28.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Arquitectura de lujo en Sevilla


Una maravillosa mezcla es la de la arquitectura mudéjar y la arquitectura gótica medieval, que tal vez a esto es lo que podemos llamar realmente como sevillano, que tienen que ver no sólo con estas dos corrientes sino con la personalidad y la naturaleza de la ciudad, y de su gente, la sensualidad de su clima.

Los palacios combinan con gracia, como si les fuera algo natural e intrínseco, y no un artífice del hombre, sus estructuras góticas y sus ornatos árabes, los arcos, los patios. Creando una sensación de algo conocido y a la vez exótico, como una ensoñación. Todo esto se ve al recorrer las calles de la hermosa Sevilla, por el Barrio de Santa Cruz, el Porvenir, y cualquier otro barrio antiguo de la ciudad. Pero esto no es un rasgo exclusivo de los castillos esto se extiende a la arquitectura de sus casas, y del resto de sus edificios. Tradición arquitectónica que conoció su esplendor en sus inicios por el s. XV y que siguió su ruta incluso hasta principios del s. XX, donde se reformaba la ciudad conservando esta característica particular sevillana. Una muestra clara es la Casa de las Dueñas. O la de Los Pinelo.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Opciones para visitar Sevilla


Sevilla es lugar de grandes monumentos que quedan impresos en la memoria como si fuera una verdadera fotografía panorámica, que nunca podremos borrar de nuestra cabeza. Algo que puede marcar nuestros recuerdos de las vacaciones inolvidables en está bellísima ciudad andaluza. La magnífica orilla sevillana del río Guadalquivir, el ángulo de las murallas de la desembocadura del Tagarete. El trajín de las playas y de los embarcaderos debajo de la Torre de Oro; la perspectiva de La Giralda y la Catedral con el primer término del Arenal y su puerta; el Puente de barcas que comunicaba a Triana con la Magdalena y la hermosa Merced al fondo. Las espadañas y torres de los conventos en las afueras.

Podemos seguir enumerando los sitios hermosos que hacen de esta ciudad un lugar inigualable. Sólo falta buscar una agencia de viajes de confianza que nos ayude a encontrar el paquete ideal para nuestra visita. También hay que tener presente que en la actualidad por internet hay un gran número de ofertas, y que incluso si se hace la reservación del hotel por medio de la web, es posible encontrar mejores precios. Después lo único que queda es disfrutar de Sevilla y sus rincones.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla y su historia


En el tradicional Parque de María Luisa, lugar imperdible de Sevilla, encontramos la famosa Plaza de América. Esta Plaza que a su vez está dividida en varios Pabellones. Y enmarcada por el verde de los jardines que la rodean. En el Pabellón del renacimiento desde 1946 quedó enmarcado el Museo Arqueológico de Sevilla, este es un lugar que tanto por su riqueza y el interés de su patrimonio, como por la belleza de su instalación, debería de ser un lugar de parada de los sevillanos y visita ineludible de los turistas.

El acervo del museo es obra de algunos pocos mecenas, algunos que podemos nombrar son; Parafán de Ribera, Marqués de Tarífa, Demetrio de los Ríos, entre otros. Las salas están dedicadas, por su orden, desde las antigüedades prehistóricas o históricas anteriores a Roma, primeras muestras de la existencia del hombre en el valle, que dejó su inquietud religiosa en los Dólmenes de Matarrubilla y La Pastora; al arte ibérico destacando los s. III y I antes de Cristo; a las antigüedades romanas de los conventos jurídicos hispalense y astigitano (Sevilla y Écija) a diversas piezas de estatuaria, griega, romana. Podemos encontrar las obras maestras Afrodita, Diana y Mercurio, entre muchos otros tesoros.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla y la moda


Esta ciudad andaluza tan antigua y llena de tradición, donde al recorrer sus calles podemos encontrarnos con grandes edificios medievales, góticos, y de tradición mudéjar. Sus Iglesias, sus museos, sus jardines y monumentos. El flamenco que se escucha en el aire y en el andar de las sevillanas. Pero en esta ciudad no todo es tradición y folclore.

Recorriendo la popular Alameda de Hércules, llegando a la calle de Amor de Dios en el número 41 encontramos uno de los locales de la tienda de ropa para mujeres Lamujerdelcura. Esta tienda que está especializada en ropa de verano es uno de los lugares dónde podremos encontrar espectaculares bikinis y accesorios como bolsas, cinturones, pañuelos y ropa de estilo contemporáneo. Muchas de las prendas que aquí se encuentran son de diseño sevillano, tienen algunas otras que son diseños y marcas internacionales. Pero sin duda alguna es una buena parada para hacer compras. Después podemos seguir el recorrido por la Alameda de Hércules, que es donde se concentran todos los bares y terrazas. Sentarse a tomar una caña unas ricas tapas y disfrutar de la vida de las tardecitas de Sevilla, en donde se reúnen todos los jóvenes de la ciudad, no sólo los turistas.

Vía: Alameda de Hércules, en Sevilla

Sevilla: vinos, comida y artesanías


La bellísima provincia de Sevilla tiene do zonas de gran importancia en la producción de vinos. Una es la de Villanueva del Ariscal, Benacazón, Pilas, exquisitos vinos blancos similares a los vinos del Condado. Y la otra zona es la de Lebrija que hacen vinos también blancos pero con una alta graduación, y son una contribución importante en la elaboración de los famosos vinos de Jerez. Así que lo mejor es consumir el vino de manzanilla, de Sanlúcar de Barrameda, los vinos del Condado de Huelva y los de Jerez, del Puerto de Santa María.

Ya que tenemos elegido lo que vamos a beber, lo mejor es saber con qué delicia gastronómica de la región podemos acompañar. Un buen Gazpacho andaluz, un pescado frito, ideal para la manzanilla. Unas pavías de bacalao, o un sábalo. Tal vez un lomo de cerdo con manteca, o mejor unos albures del Guadalquivir a la brasa o al horno. Después de semejante festín, bien podemos ir de compras por algunas artesanías típicas. Cómo marcharse de Sevilla, sin una Mantilla, o sin una peineta, si el presupuesto y la afición es mayor, entonces tal vez lo conveniente será poder adquirir un traje flamenco, por lo menos un abanico.

Vía: Ayuntamiento de Sevilla

Salidas por Sevilla


Como ya es bien sabido por todos, la intensa Sevilla es sólo intensa en sabor, cultura, historia y emoción, luego el resto es con calma y sin demasiado agobio, lo mejor es estar tranquilo y disfrutar de esta increíble ciudad.

Y después de hacer los clásicos recorridos que todo viajero realiza durante el día para aprovechar al máximo la ciudad con sus museos, monumentos, calles, iglesias, y un sinfín de etcéteras. Llega la noche ideal para seguir conociendo la verdadera cara del lugar, saber cómo se van de marcha los sevillanos y no perderles el paso. A parte no podemos dejar de recordar que los andaluces son gente cálida y con mucha amabilidad y hospitalidad. No solo lo hacen para quedar bien con el turista realmente el andaluz y por ende los sevillanos son verdaderamente sociables.

Esta ciudad está llena de bares y terrazas, en realidad no hace falta nombrar una sola, solo con caminar por los barrios tradicionales de la ciudad, Triana, Santa Cruz, o por el Río y claro en el mismo centro; uno podrá ir encontrando una gran oferta de establecimientos donde tomar una caña, unas tapas escuchar cante jondo y seguramente ver algún excelente bailaor, que nos den muestra del sentimiento profundo de Sevilla.

Vía: Turismo en Sevilla